Beneficios de la sábila contra el acne
 
 

Acne

El acné es un trastorno dermatológico muy común y que afecta en un 79 a 95% aproximadamente de personas entre 13 y 25 años. El acné puede permanecer por muchos años teniendo consecuencias físicas y psicológicas a largo plazo por lo tanto es importante el tratamiento oportuno y adecuado de esta enfermedad

 
El aloe vera ha conocido una popularidad en las últimas décadas que es poco frecuente en el reino vegetal, de hecho no hay ninguna otra planta que haya sido capaz de introducirse como actor principal de multitud de tratamientos y que sea conocida por su propio nombre entre personas que nunca han tenido como interés la fitoterapia o el uso personal de las plantas aunque fuese sólo con fines decorativos.

La razón principal por la cual el aloe vera ha sido tan ampliamente difundido y vendido en multitud de comercios, ya fuesen herbolarios o tiendas de belleza, se ha debido principalmente a sus propiedades excepcionales para la piel.

Por sus propiedades astringentes y humectantes ayuda a hidratar la piel en cierta profundidad y a evitar la pérdida de agua gracias a los polisacáridos que contiene. Ayuda también a regenerar el ph natural de la piel. Debido a su actividad enzimática mejora el riego sanguíneo y elimina las células muertas de la piel. La lignina, que es otro de sus componentes, tiene una acción regenerativa y antiinfecciosa sobre la piel.

Por todas las anteriores razones el aloe vera se ha utilizado principalmente para tres padecimientos de la piel:

Acné

El efecto positivo de utilizar aloe vera en casos de acné lo encontramos en la capacidad de esta planta de regenerar la piel, ayudando en caso de tener heridas y evitando que puedan quedar cicatrices tras su curación. Su acción antiinfecciosa y su capacidad para restaurar el ph ácido de la piel también son factores favorables que la hacen recomendable en casos de acné.

Manchas en la piel causadas por la edad

El aloe puede ser de ayuda cuando aparecen manchas en la piel que tanto pueden ser debidas a la edad como a una exposición excesiva al sol. El Aloe Vera aplicada de manera frecuente sobre las manchas tiene un efecto blanqueador.

Cicatrices

El interés mayor que puede tener el uso de aloe vera en el caso de heridas que pueden dejar una cicatriz es que ayudará a regenerar la piel con un crecimiento rápido de las células sanas que se adelantarán por lo tanto a la producción de tejido cicatricial, evitando de esta manera que la zona de la herida quede cubierta por tejido queratinizado. Por esta misma razón es interesante el uso del aloe en los casos de acné ya que las cicatrices que pueden quedar en la piel son lo peor de ese padecimiento.

Si se anima a utilizar aloe vera para comprobar qué tal mejora el estado de su piel, recuerde que el uso interno también es posible y recomendado.
Le aconsejamos que lea cómo identificar productos de aloe vera de calidad y cómo utilizar las plantas de aloe vera (de interés para quienes desean cultivar sus propias plantas).

Acné

Tomado de: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000873.htm

Es una afección cutánea que causa comedones cerrados, espinillas negras y lesiones rojas e inflamadas (pápulas, pústulas y quistes). Estos crecimientos comúnmente se denominan granos o "barros".

Causas, incidencia y factores de riesgoCausas, incidencia y factores de riesgo
El acné se presenta cuando se taponan los orificios diminutos en la superficie de la piel llamados poros. Cada poro es una abertura a un canal llamado folículo, el cual contiene un cabello y una glándula sebácea. Normalmente, las glándulas sebáceas ayudan a mantener la piel lubrificada y ayudan a eliminar las células cutáneas viejas. Cuando las glándulas producen demasiado aceite, los poros pueden resultar obstruidos, acumulando suciedad, desechos y bacterias. La obstrucción se denomina tapón o comedón.

La parte superior del tapón puede ser blanca ( acné miliaracné miliar) u oscura ( espinilla negraespinilla negra). Si se rompe, el material que se encuentra dentro, incluyendo el aceite y las bacterias, se pueden diseminar al área circundante y causar una reacción inflamatoria. Si la inflamación es profunda en la piel, los granos pueden agrandarse hasta formar quistesquistes firmes y dolorosos.

El acné comúnmente aparece en la cara y en los hombros, pero también puede darse en el tronco, los brazos, las piernas y los glúteos.

El acné es muy común en adolescentes, pero puede darse a cualquier edad, incluso en un bebé. Tres de cada cuatro adolescentes tienen acné hasta cierto punto, probablemente causado por cambios hormonales que estimulan la producción de aceite. Sin embargo, las personas hacia los 30 y 40 años también pueden tener acné.

El acné tiende a darse en familias y puede desencadenarse por:

  • Cambios hormonales relacionados con los períodos menstruales, el embarazo, las píldoras anticonceptivas o el estrés
  • Cosméticos o productos para el cabello grasosos o aceitosos
  • Ciertos fármacos (como los esteroides, la testosteronatestosterona, los estrógenos y la fenitoína)
  • Niveles altos de humedad y sudoración

A pesar de la creencia popular de que el chocolate, las nueces y otros alimentos causan acné, las investigaciones no confirman esta idea.

Síntomas:

  • Espinillas negras
  • Formación de costras de erupciones de la piel
  • Quistes
  • Pústulas
  • Enrojecimiento alrededor de las erupciones de piel
  • Cicatrización de la piel
  • Acné miliar

Signos y exámenes

El médico puede diagnosticar el acné con base en la apariencia de la piel y generalmente no se requiere ningún examen.

Tratamiento

Tome las siguientes medidas de cuidados personales para disminuir los efectos del acné:

  • Limpie la piel suavemente con un jabón suave que no cause resequedad (como Dove, Neutrogena o Basics) y retire toda la suciedad o maquillaje. Lávese una o dos veces al día, incluso después del ejercicio. Sin embargo, evite el lavado excesivo o repetitivo de la piel.
  • Lave el cabello con champú diariamente, en especial si es grasoso. Péinese o lleve el cabello hacia atrás para mantenerlo fuera de la cara, pero evitando bandas para la cabeza estrechas.
  • Trate de no exprimir, rascar, escarbar ni frotar los granos. Aunque puede ser tentador hacerlo, puede llevar a cicatrizaciones e infecciones de la piel.
  • Evite tocarse la cara con las manos o los dedos.
  • Evite las cremas o cosméticos grasosos. Busque fórmulas a base de agua o no comedogénicas. Retire el maquillaje en las noches. Los productos no comedogénicos han sido probados y se ha comprobado que no taponan los poros ni causan acné.

Si con estas medidas no desaparecen las manchas a un nivel aceptable, ensaye con medicamentos para el acné de venta libre. Estos productos se aplican directamente sobre la piel. Pueden contener peróxido de benzoilo, azufre, resorcinol o ácido salicílico. Funcionan destruyendo las bacterias, secando el aceite y haciendo descamar la capa superior de la piel. Pueden causar enrojecimiento o exfoliación de la piel.

Si los granos todavía son un problema, un dermatólogo puede prescribirle medicamentos más fuertes y hablar con usted de otras opciones.

Los medicamentos que necesitan receta abarcan:

  • Antibióticos orales (tomados por vía oral) como la minociclina, doxiciclina, tetraciclina, eritromicina y amoxicilina.
  • Antibióticos tópicos (aplicados a la piel) como clindamicina, eritromicina o dapsona.
  • Gel o crema con ácido retinoico (Retin-A) y pastillas de isotretinoína (Accutane). Las mujeres embarazadas y las adolescentes sexualmente activas no deben tomar Accutane, ya que causa defectos congénitos severos. Las mujeres que toman Accutane deben usar dos formas de control de natalidad antes de empezar a tomar el fármaco y matricularse en el programa iPledge.
  • Fórmulas recetadas de peróxido del benzoilo, azufre, resorcinol, ácido salicílico.
  • Una píldora llamada espironolactona puede ayudar a las mujeres con acné controlado hormonalmente.
  • Un procedimiento con láser llamado terapia fotodinámica también puede servir.
  • Las píldoras anticonceptivas algunas veces pueden ayudar a eliminar el acné. (En algunos casos, sin embargo, pueden empeorarlo).

El médico también puede recomendar la quimioabrasión de la piel, eliminación de cicatrices por dermoabrasión o la extirpación, drenaje o inyección de quistesquistes.

Una cantidad pequeña de exposición al sol puede mejorar el acné. Sin embargo, la exposición excesiva a la luz solar o a rayos ultravioletas no se recomienda debido a que esto aumenta el riesgo de cáncer de piel.

Expectativas (pronóstico)

El acné usualmente disminuye luego de la adolescencia, pero puede persistir hasta una mediana edad. La afección generalmente responde bien al tratamiento después de 6 a 8 semanas, pero puede reagudizarse de vez en cuando. La cicatrización puede ocurrir si el acné severo no se trata. Algunas personas, especialmente los adolescentes, pueden llegar a deprimirse de manera considerable si el acné no recibe tratamiento.

Complicaciones

Las posibles complicaciones abarcan:

  • Cambios en el color de la piel
  • Quistes
  • Daño a la autoestima, la confianza, la personalidad y la vida social
  • Cicatrices faciales permanentes
  • Efectos secundarios del Accutane (incluyendo piel y membranas mucosas muy resecas, niveles altos de triglicéridos, daño hepático y defectos congénitos en un feto; consulte con el médico inmediatamente si queda embarazada mientras está tomando este fármaco)
  • Efectos secundarios de otros medicamentos

Situaciones que requieren asistencia médica

Consulte con su médico o dermatólogo si:

  • Las medidas de cuidados personales y los medicamentos de venta libre no han ayudado después de varios meses.
  • Su acné es grave (por ejemplo, tiene mucho enrojecimiento alrededor de los granos o tiene quistes) o está empeorando.
  • Presenta cicatrices a medida que el acné desaparece.
  • Llame al pediatra si su bebé tiene acné que no desaparece por sí solo al cabo de 3 meses.

Nombres alternativos
Acné vulgar; Acné quístico; Granos; Barros

Referencias
Acne, rosacea, and related disorders. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2009:chap 7.

Actualizado: 12/11/2009Actualizado: 12/11/2009
Versión en inglés revisada por: Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Also reviewed by David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
 


El acne vulgar (acne de la adolescencia) es uno de los trastornos más frecuentes de la piel y afecta a casi el 85% de la población de entre 12 y 25 años.

Existen otras variedades de acne, pero son mucho menos frecuentes y no serán desarrolladas en este contenido.

El acne tiene un importante componente hereditario. Su pico de incidencia es a los 14 años en las mujeres y a los 16 en los varones, en quienes es más frecuente y severo a causa de la testosterona..

Su presentación clínica no ofrece dificultades diagnósticas ni para el médico ni para el paciente.

Contribuye en forma significativa a problemas del ámbito psicosocial como depresión, ansiedad y aislamiento.

El manejo exitoso del acne es, por lo tanto, de vital importancia para la práctica del médico de familia.

Las lesiones del acne se desarrollan a partir de una estructura denominada unidad pilosebácea. La misma está formada por la asociación de las glándulas sebáceas con el folículo piloso. El acne vulgar es un trastorno crónico de la unidad pilosebácea que ocurre principalmente en la cara, la espalda y el pecho. Éstas son las áreas de mayor densidad de unidades pilosebáceas.

La etiopatogenia es la siguiente: los andrógenos estimulan la producción de sebo que, a su vez, determina que prolifere un germen anaerobio que forma parte de la flora normal:


El acné, también conocido como acné común (acne vulgaris), es una enfermedad inflamatoria de la piel que es causada por una infección bacteriana de ésta debida a cambios de las unidades pilosebáceas (estructuras de la piel consistentes en un folículo piloso y la glándula sebácea asociada) y que es una congregación de materia. El término «acné» proviene del francés acné y este, a su vez, de la palabra griega ἄχνη.[1]

La condición es común en la pubertad y está considerada como una respuesta anormal ante niveles normales de la hormona masculina testosterona. La respuesta de la mayoría de las personas disminuye con el tiempo y el acné tiende a desaparecer o al menos disminuye después de la pubertad; de todos modos, no hay manera de predecir cuánto tiempo tardará en desaparecer completamente y algunos individuos continuarán sufriendo acné durante décadas después. El acné afecta a un gran número de seres humanos en algún momento de su vida.

Síntomas
La forma más común de acné se conoce como acne vulgaris, refiriéndose al acné común. Éste se presenta como una serie de secreciones excesivas de glándulas sebáceas que, combinadas con células muertas de la piel, bloquean el folículo piloso. En ocasiones, también aparece un defecto en el proceso de queratinización de la piel, que conlleva al derrame anormal de los poros del forro cutáneo.

Bajo el poro taponado se producen secreciones de grasa que proveen un entorno perfecto para la bacteria epidérmica Propionibacterium acnes, que produce una infección en el poro que excretará pus, provocando que el acné se multiplique descontroladamente. En respuesta, la piel se inflama produciendo la lesión visible. La cara, el pecho, la espalda, los hombros y los brazos se ven especialmente afectados.

Además de las cicatrices visibles, el acné suele aparecer durante la adolescencia, justo cuando los adolescentes tienden a ser socialmente más inseguros. El acné puede llegar a ser muy molesto con dolores en los poros de la piel y también se convierte en un trauma por motivos de estética

Causa
Se desconoce por qué algunas personas padecen acné y otras no, pero se sabe que es parcialmente hereditario.

Se conocen varios factores enlazados al acné:

- Actividad hormonal, como los ciclos menstruales en la pubertad.
- Estrés, impulsado por las descargas de las glándulas suprarrenales.
- Glándulas sebáceas hiperactivas, secundariamente a las hormonas citadas abajo.
- Acumulación de células muertas de la piel.
- Bacterias en los poros, a las cuales el cuerpo se vuelve alérgico.
- La irritación cutánea o cualquier forma de rascarse activará la inflamación.
- Algunos medicamentos (ver Tipos de Acné)
- La exposición a altos niveles de compuestos de cloro.

Tradicionalmente, la atención se ha centrado en la sobreproducción de seborrea por influjo hormonal como el principal factor contribuyente. Recientemente, se ha prestado más atención al estrechamiento del canal folicular como segundo factor contribuyente. El derramamiento anormal de las células del folículo, células vinculadas anormales entre el folículo y la retención de agua en la piel (tragándose a la piel y presionando el cierre de los folículos), han sido remarcados como mecanismos importantes. Se ha llegado a asociar a varias hormonas con la sobreproducción sebácea:

La hormona masculina testosterona
La dihidrotestosterona (DHT)
El sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEAS)
El factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-I).
Adicionalmente, se ha demostrado que la piel propensa al acné es resistente a la insulina.

El desarrollo del acne vulgaris es común en la pubertad. En adultos es más frecuente padecer rosácea, la cual puede tener aspecto similar. El verdadero acne vulgaris en adultos de mayor edad, puede ser característico de una condición subyacente como el embarazo y trastornos tales como el síndrome de ovarios poliquísticos o el raro síndrome de Cushing.

Conceptos erróneos sobre las causas

Existen muchos conceptos erróneos y rumores sobre lo que causa y no causa la enfermedad:

La dieta. Hasta hace poco se consideraba que en el empeoramiento del acné desempeña un papel importante la alimentación, en concreto ciertos alimentos como: el chocolate, las patatas fritas o el azúcar, entre otros. Sin embargo cada vez más son los hallazgos científicos que demuestran que esto no es cierto.[2] No obstante estos alimentos son ricos en grasas, lo que favorece el aumento de las secreciones sebáceas, y por tanto podrían empeorar el acné si éste está ya desarrollado. En consecuencia, aquellas personas que ya sufren de acné se les recomiendan ciertas normas de higiene dietética, que, aunque no se considera un tratamiento como tal contra el acné, ayuda a no empeorar su evolución.
El consenso entre los profesionales de la salud es que quienes padecen acné deberían observar y hacer pruebas con su dieta y evitar consumir aquellos alimentos que noten que puedan empeorar la gravedad de su acné.
Un estudio reciente basado en el seguimiento de 47.335 mujeres,[3] encontró una asociación positiva entre el consumo de leche descremada y el acné. Los investigadores especulan que la asociación puede estar causada por hormonas (como la IGF-I bovina) presentes en la leche de vaca; pero esto no se ha demostrado definitivamente. Por otra parte, el marisco puede contener niveles relativamente altos de yodo, pero probablemente no lo suficiente para causar un brote de acné.[cita requerida] Las personas propensas al acné pueden evitar el consumo de alimentos de alto contenido en yodo. También se ha sugerido que hay relación entre una dieta alta en azúcares refinados y el acné.[cita requerida]
Higiene personal deficiente. El acné no es causado por la suciedad; este malentendido probablemente procede del hecho de que el acné está asociado con las infecciones de la piel. De hecho, los bloqueos que causan el acné, ocurren profundamente, dentro el estrecho canal folicular, siendo imposible poderlos remover mediante un simple lavado. Estas erupciones se forman por las células y la seborrea creadas por el cuerpo humano. Las bacterias involucradas en el proceso son las mismas presentes en la piel. El continuo lavado de la piel no solamente no reduce sino que en ocasiones puede llegar a empeorar un acné preexistente, debido a la posibilidad de que el jabón contenga sustancias comedogénicas (Entidad conocida como acné detergicans).[2] Cualquier cosa por encima de un lavado suave, dos o un máximo de tres veces al día, puede empeorar las lesiones existentes e incluso provocar nuevas lesiones dañando o resecando la piel.

 
 

Beneficios del Aloe Vera l. (sábila) contra el acne

 

Beneficios del Aloe Vera l. (sábila) en las afecciones de la piel

Lic. Ileana Rodríguez Domínguez,1 Dra. Odalis Santana Gutiérrez,2 Lic. Orlando Recio López 3 y Enf. Marilín Fuentes Naranjo 4
Tomado de: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-03192006000300004&script=sci_arttext&tlng=pt


Resumen

La medicina herbolaria tiene mucho que ofrecer a los pacientes que acuden a las consultas con determinadas enfermedades, pues su uso terapéutico ha demostrado un alto poder curativo; además de los beneficios económicos que reporta. Se realizó un estudio prospectivo descriptivo en una muestra de 90 pacientes atendidos en el Departamento de Medicina Natural Tradicional en el Hospital Clínico Quirúrgico "Amalia Simoni Argilagos", en el período comprendido de enero a abril de 2005; con el objetivo de demostrar los beneficios del Aloe Vera l. (sábila) en las afecciones de la piel. Se diseñó un formulario que incluyó las variables: lesiones tratadas de la piel, tiempo de duración del tratamiento y evolución clínica final de los pacientes. La afección más frecuente fue la psoriasis, que se registró en 40 pacientes; el tiempo de duración del tratamiento estipulado fue de 40 a 60 días y en cuanto a la evolución clínica se estimó como mejorado el 47,7 % y curado el 45,5%.

Palabras clave: medicina herbolaria, Aloe Vera, afecciones de la piel.

La medicina herbolaria, que también se conoce como medicina botánica, fitoterapia o fitomedicina; es la forma más antigua de atención médica que se ha conocido en la humanidad. En la actualidad existen extensas documentaciones e investigaciones relacionadas con el uso de las plantas para curar diversas enfermedades.1-3

La acción herbolaria describe la manera en que el remedio de las plantas interactúa con la fisiología humana, en algunos casos la acción se debe a la presencia de una determinada sustancia química que se encuentra en sus estructuras. Por lo que tiene un impacto directo sobre la actividad fisiológica, si sabe cual es el proceso orgánico que se desea curar, se puede seleccionar la acción adecuada conociendo sus propiedades.2

Durante muchos de años los seres humanos han utilizado plantas para tratar las irritaciones de la piel, las heridas, las picaduras de insectos y las mordeduras de víboras.4

La Aloe vera l., conocida popularmente como sábila pertenece a la familia de las liliáceas; es una importante planta que se utiliza en la medicina tradicional en la cura de diversos males, como en las enfermedades de la piel, los daños por irradiación, las afecciones de los ojos, los desórdenes intestinales y en las enfermedades antivirales. Se caracteriza por ser una de las mayores regeneradoras de células que ha dado la naturaleza.5

Lo más utilizado de esta planta son las hojas, donde se extrae la parte carnosa, mucílagos incoloros e inodoros, conocidos vulgarmente por el nombre de cristal. Esta estructura presenta acción cicatrizante, antiinflamatoria, protectora de la piel, además presenta propiedades bactericidas, laxantes y agentes desintoxicantes. Por lo que esta planta ostenta una amplia diversidad de aplicaciones terapéuticas.5-6

La Aloe Vera es muy utilizada en las lesiones de la piel, fundamentalmente por su poder emoliente suavizante que ejerce. Se ha confirmado que estos cristales contienen vitaminas A, B1, B2, B6, C, E y ácido fólico. Además contiene minerales, aminoácidos esenciales y polisacáridos que estimulan el crecimiento de los tejidos y la regeneración celular.5-6

La medicina herbolaria tiene mucho que ofrecer a las personas que acuden a las consultas en busca de tratamiento, donde se tiene la posibilidad de brindar una atención medica más humana y económicamente accesible. La cultura cubana en cuanto a la medicina herbolaria, por su uso terapéutico y profesional está desempeñando un papel cada vez más importante en la población. Por tal motivo se realizó este trabajo con el objetivo de demostrar los beneficios del uso de la Aloe Vera en las afecciones de la piel.

Métodos

Se realizó un estudio prospectivo descriptivo en el Departamento de Medicina Natural Tradicional en el Hospital Clínico Quirúrgico "Amalia Simoni Argilagos", en el período comprendido de enero a abril de 2005. Se seleccionó como muestra a 90 pacientes que presentaron diversas lesiones en la piel y se estimó como universo a todos los pacientes atendidos en la consulta.

Se diseño para el estudio un formulario que incluyó las siguientes variables:

  • Lesiones tratadas de la piel
  • Tiempo de duración del tratamiento
  • Evolución clínica final de los pacientes
Operacionalización de las variables
  • Curado: aquellos pacientes que eliminaron todas las lesiones.
  • Mejorado: aquellos pacientes que eliminaron el 50 % de las lesiones.
  • Igual: aquellos pacientes en los que no hubo cambios significativos de las lesiones.

El Aloe Vera se empleó en estos pacientes en forma de crema, en preparados con un proporción al 50 %, se aplicó en las lesiones 3 veces al día por un tiempo de duración de 15 a 60 días según la evolución del paciente. Se evaluó cada 15 días las características de las lesiones y no se utilizó otro medicamento simultáneamente.

Resultados

En el estudio se registró las lesiones de la piel (tabla 1) que presentaron los pacientes que fueron tratados en el Departamento de Medicina Natural y Tradicional, se constató con mayor frecuencia aquellos que presentaron Psoriasis para el 44,5 % (40 casos).

Tabla 1. Lesiones tratadas de la piel

Lesiones de la piel

No.

%

Psoriasis

40

44,5

Acné

30

33,3

Dermatitis

20

22,2

Total

90

100

Fuente: formulario

Se analizó el tiempo de duración del tratamiento en las diferentes afecciones de la piel (tabla 2). Se pudo apreciar que en todas las identidades predominó que el tratamiento se extendiera más de 46 días, el más significativo fue el tiempo de aplicación de la crema de Aloe Vera en la psoriasis, que se reportó 23 casos con más de 46 días

Tabla 2. Tiempo de duración del tratamiento con crema de Aloe Vera

Lesiones de la piel

Días de duración del tratamiento

15-30 días

31-45 días

46-60 días

Más de 60 días

Total

Psoriasis

3

14

20

3

40

Acné

4

10

14

2

30

Dermatitis

2

8

9

1

20

Total

9

32

43

6

90

Fuente: formulario

Se realizó una valoración clínica final de la evolución de las lesiones de la piel en los pacientes tratados con crema de Aloe Vera; se pudo apreciar que los resultados fueron muy favorables, pues en la mayoría de los casos los pacientes mejoraron (43 casos) o se curaron (41 casos). Solamente en la minoría (6 casos) el tratamiento no produjo ningún efecto. (Tabla 3)

Tabla 3. Valoración clínica de las lesiones de los pacientes

Evaluación

No.

%

Mejorados

43

47,7

Curados

41

45,5

Igual

6

6,7

Total

90

100

Fuente: formulario

Discusión

En el estudio se utilizó la crema de Aloe Vera al 50 % en las afecciones de la piel como fueron la psoriasis, dermatitis y acné. Se utilizó por las propiedades curativas que se les atribuye, tanto en las investigaciones como por la tradición popular, relacionado con su acción cicatrizante y antiinflamatoria. Además de las potencialidades comprobadas en su uso tópico para la protección de la piel.4-6

La actividad biológica de este material se ha complementado a los carbohidratos (polisacáridos), que está compuesta aproximadamente por el 20 % de los sólidos totales de las hojas del Aloe. Además se ha demostrado que unas 20 proteínas de distintas clases, asociadas con el polisacárido, contribuyen a la actividad farmacológica en la estimulación de la proliferación celular y otras posibles actividades tales como la antinflamatoria y la antiulcerativa.7

Su uso externo se usa para cicatrizar heridas, desinfectante y astringente, del cual se ha demostrado su actividad en la estimulación de la reproducción y fibroblastos en los cultivos de tejidos. Estos fibroblastos juegan un papel fundamental en la cicatrización de quemaduras, heridas y úlceras.7-8

El personal de enfermería que se dedica a esta actividad debe tener como precaución las diferentes contraindicaciones descritas sobre el Aloe Vera; se ha estudiado que en los casos que presentan heridas profundas o quemaduras graves puede causar retardo del proceso de cicatrización, si es aplicada durante la primeras etapas, en estos casos es preferible esperar varios días antes de aplicarla.9

Se pudo apreciar que el tiempo de duración del tratamiento fue generalmente prolongado, fundamentalmente los pacientes que presentaron psoriasis; pero con buenos resultados al igual que el acne y la dermatitis, lo que estas dos ultimas con un menor tiempo de duración en la aplicación del tratamiento.

En el uso de la crema de Aloe no son muy frecuentes los efectos secundarios significativos. Aunque se han reportado que las personas que se les aplican por períodos prolongados han desarrollado reacciones alérgicas, incluidas las urticarias y brotes en forma de eczemas. La aplicación previa a la exposición solar puede provocar brote en las áreas expuestas al sol. El personal de enfermería tiene el deber de orientar a los pacientes bajo este tratamiento, para evitar cualquier reacción y el abuso de su uso sin la orientación de un personal profesional capacitado.9

La medicina herbolaria cuenta con múltiples ventajas para el paciente debido a las propiedades naturales que posee cada especie, se demostró la eficacia del uso de la Aloe Vera en crema al 50% en tres afecciones de la piel, logrando la evolución satisfactoria en la mayoría de los pacientes.

Summary

Benefits of Aloe Vera l. in skin affections

Herbal medicine has much to offer to the patients visiting the offices with certain diseases, since its therapeutic use has showed a high curative power, in addition to the economic benefits being reported. A prospective and descriptive study was undertaken in a sample of 90 patients seen at the Department of Traditional Natural Medicine of "Amalia Simoni Argilagos" Clinical and Surgical Hospital from January to April, 2005 aimed at showing the benefits of Aloe Vera l. in the skin affections. A questionnaire was designed that included the following variables: skin lesions treated, duration of the treatment and final clinical evolution of the patients. The most frequent affection was psoriasis that was reported in 40 patients. The duration of the stipulated treatment was between 40 and 60 days. As regards the clinical evolution, 47.7 % of the cases improved and 45.5 % were cured.

Key words: Herbal medicine, Aloe Vera, skin affections.

Referencias bibliográficas

1. Skousen MV.The ancient egyptian medicine plant: Aloe vera. Cypress (California): Aloe vera Research Inst. 1979: 20.

2. Granda M, Fuentes V, Gutiérrez C. Estudios fenológicos en plantas medicinales. Rev Cubana Farm. 1986; 20(3).

3. Reynol.J.E.F(Editor).Martindale:The Extra pharmacopoeia London:the pharmaceutical press,1989.

4. Nicaragua. Ministerio de Salud. Plantas medicinales más frecuentes usadas en la región: (Las Segovias). Managua: primer encuentro de Centroamérica, Panamá y Belice para el rescate de la medicina popular, 1987.

5. Roig JT. Plantas medicinales, aromáticas o venenosas de Cuba. La Habana: Editorial Científico Técnica, 1988.

6. Cuba. MINFAR, Instituto Superior de Medicina Militar "Dr. L. Díaz Soto". Compendio de investigaciones sobre el Aloe barbadensis Miller (sábila) cultivado en Cuba. La Habana, 1990.

7. García A, Vizoso A, Ramos A, Piloto J, Pavón V, Rodríguez E. Estudio toxicogenético de un polisacárido del gel de Aloe vera L. Rev Cubana Plant Med. 2001; (2)

8. MINSAP. Guía terapéutica dispensario de fitofármacos y apifármacos. La Habana, 1992: 31-3.

9. Herrera R. Plantas medicinales. Su uso racional y científico. San Cristóbal: Editorial Armonía y Plenitud; 1999.

1- Licenciada en Enfermería. Diplomada en Medicina Natural y Tradicional.
2- Especialista Primer Grado de Anestesiología. Master en Medicina Natural y Tradicional. Jefa del departamento.
3- Licenciado en Enfermería. Master en Medicina Natural y Tradicional.
4- Enfermera técnica del departamento de Medicina Natural y Tradicional.

 

 


Términos y Condiciones
Todos los derechos reservados ©Neotrópico 2015
www.neotropico.com
 

 

Sábila, zabila, sábila, aloe, aloe, vera, belleza, cicatrices, piel, quemaduras, sol, recetas, consejos, estética, mascarillas, naturales, piel, manchada, manchas, rostro, usos, sábila, zabila, usos, aloe, barbadensis, aloe, vera, aloe, de, barbados, o, aloe, de, curazao, cáncer, cura cáncer, quemaduras, cortes, heridas, cuidado, del, pelo, y, del, cuero, cabelludo, calvicie, hemorroides, venas, varicosas, psoriasis, erupciones, manchas, piel, picaduras, insectos, dolores, musculares, problemas, digestivos, artritis, sinusitis, asma, pereira, risaralda, colombia, Diego H. González Quiceno